Historia

Desde muy antiguo estaba instalado en la localidad Don Pedro Araya. Dicen los escritos que iba comprando fracciones de cuatro leguas y así logró tener una buena cantidad de campo. Era el padre de Don Inri Jesús Araya, quien nació el 21 de Mayo de 1873.

La localidad de Inriville no posee acta fundacional. Don Inri Araya donó las tierras para la extensión del ferrocarril y trazado del pueblo que tanto amaba. En 1960 se consideró como fecha de fundación del pueblo, el 21 de mayo, día de su cumpleaños.

El 30 de septiembre de 1907 se promulgó la Ley Mitre que rigió las concesiones ferroviarias y 8 de septiembre 1908 se promulgó la Ley que concedía la autorización del Ferrocarril a construir, entre otras, el ramal que partía de Cruz Alta.

Ante el proyecto de prolongarse el ferrocarril desde Cruz Alta, Don Inri Jesús Araya de Avenada, donó a los ingleses 100 hectáreas más una recta de 116.540m2.

En 1910, Don Inri ocupó la Jefatura política de Marcos Juárez y agradeció al Gobernador tan honrosa distinción. En ese año renunció al sueldo y designó distribuirlo entre las damas de Misericordia y Comedor de Pobres, al Hospital de Niños, al Asilo de Dementes y al Asilo de la Virgen del Milagro. El 30 de julio tomó posesión. Según los pliegos del Ferro Carril aquí ya había pobladores que querían que el lugar  iguiera llamándose Ultimátum pero, los ingleses, en agradecimiento a Don Inri Araya le pusieron ¨Inriville¨. Don Félix Pogliano aseveró que antes del paso del ferrocarril existían algunas casas.

El 11 de Octubre de 1910 pasó el primer tren por la estación Inriville. Los ingleses, cerca del casco de la estancia Santa Elena, trazaron el plano del Pueblo con orientación Norte – Sur ubicando en su centro la Estación de Tren. Marcaron el espacio para las dos plazas, hicieron la división de los terrenos y comenzaron a venderlos por medio de representantes. Ellos se quedaban con el dinero.

El 8 de octubre de 1911 se hizo la escritura de las tierras donadas. El gobierno se dio en los inicios por medio de una Junta Vecinal. La de 1914 es la más antigua que conocemos, pero, existieron otras anteriores. Luego gobernó una Comisión de Fomento. En aquel entonces se estableció el alumbrado público.

A nivel cultural organizaban romerías y muchísima funciones de teatro, se enseñaba inglés, pintura, música y se formaron varias orquestas. En 1921 contábamos con una banda. Inri Araya componía canciones folclóricas, pero, el folclore tomó fuerza recién hacia 1960.

Nuestra zona comenzó a ser transitada desde muy antiguo por la existencia de los ríos repleto de peces ya que los españoles preferían seguir sus costas para tener la seguridad de contar con agua y muchísimas aves que sobrevolaban la ribera.

En 1528 se allegó a estos espacios Francisco César. En 1544 lo hizo Francisco de Mendoza. En 1573 se acercó Jerónimo Luis de Cabrera. Luego transitaron otros próceres, maestros y caudillos siempre próximos al caudal. Por otra parte, de tanto hacer huellas, se denominó a esta vía el Camino Real (el fragmento de calle de tierra que vemos desde el cementerio hasta el este de Inriville era parte del mismo).

Lo más trágico fue el paso del Virrey Liniers quien fue, poco después, en 1810, fue fusilado en el Monte de los Chañaditos, aproximadamente a 300 metros al Norte del cementerio de Los Surgentes. (Campo Lobatón) Eran las épocas de la Revolución de Mayo. Toda esta zona tiene una historia muy rica, en Saladillo, Cabeza de Tigre, Lobatón, Fraile Muerto (Bell Ville), la Posta de la Cruz Alta (Cruz Alta) donde llegaron cientos de malones y transcurrieron muchos episodios.